Cartógrafos ilustres (I): Claudio Ptolomeo

Con esta entrada doy inicio a una serie con la cual pretendo mencionar a aquellos cartógrafos cuyo trabajo dejó una profunda huella en la historia de la Humanidad y, como no, en la historia de la Ingeniería Cartográfica. Para ello, comenzaré con el que es considerado el último gran sabio de la antigüedad clásica.

Imagen medieval de Claudio Ptolomeo (Fuente: WikiMedia)

Claudio Ptolomeo fue un astrónomo, astrólogo, químico, geógrafo y matemático greco-egipcio.No se conoce su biografía pero se piensa que nació en Tolemaea (Egipto) en el año 100 d.C. y que falleció en Cánope (Egipto) en el año 170 d.C., fechas que coinciden con los reinados de los emperadores Adriano y Antonino Pío.

Aunque no se guardan datos de su vida sí que se conservan sus aportes a diversas áreas científicas:

  • En los campos de la astronomía y la astrología (ambas ligadas en la antigüedad) escribió el tratado Composición Matemática, que ha llegado a nuestros días como Almagesto, corrupción del título “Al-Majesti” (El Más Grande) que le concedieron los árabes en el siglo IX d.C. En esta obra, Ptolomeo ofrece su visión geocéntrica del universo, con una Tierra inmóvil y el Sol, la Luna y los Planetas. En el caso de estos últimos, trató de explicar el movimiento retrógrado de los planetas diciendo que éstos se mueven sobre otro círculo, llamado epiciclo, cuyo centro gira sobre el deferente y permite explicar las irregularidades observadas en el movimiento de dichos cuerpos.

    Modelo geocéntrico propuesto por Ptolomeo (fuente http://www.hablandodeciencia.com)

    El siguiente video, presentado por Carl Sagan, nos ofrece una sencilla explicación del modelo de Ptolomeo para el movimiento de los planetas.

  • En el campo de la geografía y la cartografía, su obra más célebre es Geographia, la cual consta de tres partes dividida en ocho libros. Esta obra estableció las bases de la Cartografía Científica e inició la realización de mapas por medio de proyecciones cartográficas (en la imagen de abajo puede observarse una cónica), sobre las cuales encontramos en la primera parte de la obra. En la segunda y tercera parte encontramos catalogados más de 8000 lugares y 27 mapas del mundo conocido. En estos mapas, se observa el uso de una red de paralelos y meridianos que permiten situar con precisión los países y que se ha venido usando desde entonces en los mapas.
    Esta obra fue redescubierta en el siglo XIV y, a pesar de que no se hallaron mapas creados por el propio Ptolomeo, pudieron reconstruirse a raíz de las referencias encontradas en la segunda parte del tomo. El principal problema que posee la obra es que Ptolomeo consideró las dimensiones de la Tierra que  midió Posidonio de Apamea, historia que ya conté en el hilo sobre Cristobal Colón y el viaje a las Indias.

Reconstrucción en el siglo XV del Mapa Mundi de Ptolomeo a partir de la obra Geographia (Fuente: WikiMedia)

  • Además de astronomía y cartografía, Ptolomeo realizó aportes a la música, la óptica y la aplicación de la trigonometría a la construcción de astrolabios y relojes de Sol.

Como dije al inicio de esta entrada, Claudio Ptolomeo fue el último sabio de la Antigüedad Clásica ya que, pocos siglos después, caería el Imperio Romano de Occidente y comenzaría la Edad Media. Se le consideró una autoridad indiscutible, siendo sus teorías defendidas, entre otros, por califas árabes y por la Iglesia Católica, la cual aportaba un punto de vista teológico a su visión del mundo (motivo por el cual cualquiera que discutiese los argumentos de Ptolomeo era inmediatamente declarado un hereje).

Habría que esperar al Renacimiento, y sobretodo a la llegada de Nicolás Copérnico, Johannes Kepler y Galileo Galilei, para echar abajo la Teoría Geocéntrica de Ptolomeo. El descubrimiento de América por Colón puso de manifiesto el error en las dimensiones terrestres de la obra de Ptolomeo.

A pesar de que parte de las teorías de Ptolomeo están desfasadas, su obra sirvió para definir la cartografía como la ciencia que es hoy en día. Como último video, os presento una biografía de Ptolomeo. Espero que la disfrutéis.

Anuncios

Cristobal Colón y el viaje a las Indias

Por todos nos es conocida la aventura emprendida por Cristobal Colón en 1492 que dio como fruto el descubrimiento de América. Según le explicó Colón a los Reyes Católicos, era posible alcanzar las Indias navegando por el Oeste. La historia es bien conocida por todos, pero ¿de dónde obtuvo el Almirante Colón tal ocurrencia?

El Almirante Cristobal Colón, cuyo proyecto tuvo como base datos erróneos sobre las dimensiones de la Tierra (fuente: WikiMedia)

Para responder a esta pregunta debemos volver a los griegos clásicos. Si en el anterior artículo veíamos como Eratóstenes consiguió ingeniárselas para poder medir el Radio de la Tierra, en este artículo os hablaré de otro eminente griego que vivió un siglo después del conocido director de la Escuela de Alejandría llamado Posidonio de Apamea.

En el siglo I a.C. Posidonio quiso mejorar las mediciones que había usado Eratóstenes para calcular las dimensiones de la Tierra y para ello usó el meridiano de la isla de Rodas y la distancia de esta ciudad con Alejandría. En vez de usar la altura del Sol como hiciera Eratóstenes usó la altura de la estrella Canope en ambas ciudades para calcular la diferencia angular entre las dos ciudades. Finalmente obtuvo como valor de la circunferencia terrestre 180.000 estadios frente a los 250.000 estadios que había calculado Eratóstenes.

Poseidonius

Poseidonius (Photo credit: Wikipedia)

Como se dijo en el artículo anterior, se demostró que los resultados de Eratóstenes se acercaban bastante a las dimensiones actuales que se tiene de la Tierra. Entonces, ¿Posidonio cometió errores en su cálculo? Existe esa posibilidad, pero debe tenerse en cuenta también que, al contrario que los patrones de medida actuales, en la antigüedad un estadio podía variar entre los 157 y 211 metros. De modo que en las dimensiones terrestres obtenidas por Eratóstenes y por Posidonio esa diferencia de tres cuartos pudo deberse al tipo de estadio escogido.

Claudio Ptolomeo, eminente matemático, geógrafo y astrónomo greco-egipcio, usó los resultados por Posidonio para la elaboración de una de sus grandes obras, Geographia, en la cual describía el mundo en su época y cuyo sistema de latitud y longitud sirvió de ejemplo a los cartógrafos durante muchos siglos. Evidentemente, al usar las dimensiones de Posidonio, el tamaño de la Tierra era bastante menor que el real.

Mapa de la Península Ibérica en la obra Geographia de Claudio Ptolomeo (fuente WikiMedia)

Y volvemos hasta el siglo XV. Colón tuvo acceso a unos informes redactados por el matemático y médico florentino Paolo dal Pozzo Toscanelli, redactado a instancias del rey Alfonso V de Portugal. Estos informes, en los que se incluía un mapa, estaban basados en los viajes de Marco Polo a la corte del Gran Khan de China. Según estos, la distancia existente entre las Islas Canarias y Cipango (Japón) sería de 2.400 millas marinas (cuando la realidad es que son 10.700)

Mapa de Toscanelli (siglo XV) en donde se aprecia al Este el continente Europeo y al Oeste el oriente asiático (fuente: WikiMedia)

De modo que, aunque se sabía las dimensiones del continente eurasiático, las dimensiones de la Tierra eran bastante inferiores a las que hoy conocemos. Con esto, no era de extrañar que Toscanelli y Colón estuviesen convencidos de que era posible llegar a las Indias por el Oeste, de modo que el almirante murió sin saber que había descubierto un continente hasta entonces desconocido. Hubo que esperar hasta el siglo XVI para ver por primera vez América en los mapas de los territorios descubiertos por Colón.

Espero que este artículo complemente la historia que ya conocemos sobre el descubrimiento de América por Cristobal Colón. Os dejo un fragmento de la serie Érase una Vez las Américas en la cual, además de hacer referencia a Toscanelli, también aparece la leyenda que cuenta que Colón escuchó de un marinero la historia de como su barco se perdió y acabaron en un continente desconocido. Que lo disfrutéis.