La verdadera forma de la Tierra

Hola a todos. Hoy os quería profundizar un poco más en el tema que concierne a la forma de la Tierra. Si en la Antigüedad Clásica se concebía que su forma debía ser una esfera, por el concepto griego de la perfección, con el paso de los siglos y los avances en los descubrimientos científicos la idea de la esfericidad terrestre cambió hasta dar forma a una idea moderna: el Elipsoide.

A principios del siglo XVIII hubo un gran debate entre los científicos europeos acerca de la verdadera forma de la Tierra, debido a que se había desechado como simple aproximación grosera la forma esférica de la misma.   Nos encontramos dos facciones enfrentadas: por un lado los partidarios de Isaac Newton, que defendía una Tierra achatada por los polos (elipsoide oblato), y los partidarios de Descartes y Cassini, los cuales abogaban por un modelo terrestre achatado por el Ecuador (elipsoide prolato).

Forma de la Tierra propuesta por Newton (fuente: WikiMedia)

Forma de la Tierra propuesta por Cassini y Descartes (fuente: WikiMedia)

La Academia de Ciencias de París decidió terminar con esta controversia y en el año 1735 decidió enviar dos expediciones, una a Quito (Virreinato del Perú) y otra a Laponia (en el reino de Suecia) con el fin de medir la longitud de 1º de meridiano. Se eligieron estas dos ubicaciones debido a su cercanía con el Ecuador y con el Polo Norte. ¿Por qué motivo? Como se puede ver en el siguiente dibujo,en un elipsoide achatado por los Polos la longitud de un grado de meridiano en el Polo es mayor que la misma longitud en el Ecuador.

Distancias en un elipsoide oblato (Fuente: España Ilustrado)

Distancias en un elipsoide oblato (Fuente: España Ilustrado)

La expedición a Laponia fue dirigida por Pierre Louis Maupertuis, mientras que la expedición al Perú fue dirigida por Louis Godin. Para esta última expedición tuvieron que pedir permiso al rey Felipe V de España (primo del rey Luis XV de Francia) para poder realizar las mediciones en sus dominios. No solo dio su consentimiento, sino que, para ayudar a la expedición francesa, mandó a dos oficiales españoles: Jorge Juan y Antonio Ulloa.

Esta expedición tuvo que hacer frente a varios problemas, empezando porque las discrepancias entre los miembros franceses de la expedición (el propio Godin, Bouguer y La Condamine) hizo que la expedición terrestre se separara en tres grupos a través de los bosques tropicales de la región. Partiendo de Quito, la expedición realizó las mediciones mediante triangulación.

Los trabajos terminaron en 1743, aunque los trabajos que había terminado la expedición a Laponia en 1737 ya habían demostrado que la forma de la Tierra era la de un elipsoide achatado por los Polos. Con respecto al resultado de estas expediciones, Voltaire, quien no debía simpatizar mucho con el matemático Cassini, dijo que la expedición había aplastado los polos y a Cassini.

Con respecto al viaje realizado, los dos oficiales y cartógrafos españoles, en cuya biografía puede apreciarse su aportación a la ingeniería cartográfica en España, publicaron en el año 1748 su célebre “Relación histórica del viaje hecho a la América Meridional” en el cual relataron todas sus aventuras y desventuras para poder llevar a cabo el que fue, sin dudas, el mayor hito de la Geodesia en el siglo XVIII.

Anuncios